lunes, 13 de febrero de 2012

Filloas a la Piedra

Se acerca el carnaval  y con el las filloas, las orejas, las rosquillas, los cocidos, etc.....aparte del frío.


Este fin de semana estuve con mi hermana en la elaboración de Filloas hechas a la Piedra. Si habéis leído bien, se trata de hacer la filloa sobre una piedra caliente  preparada para la ocasión. No es una elaboración muy conocida, pero en ciertas zonas de Galicia es muy típico hacerlas de esta forma.Todo un ritual en las aldeas, donde los vecinos se juntaba alrededor de la lareira a contar sus historias y sacar el frío del cuerpo.

 La piedra antiguamente se calentaba con leña, pero con los avances de la vida en muchos lugares actualmente se calienta con gas.

Yo viví la tradición de antaño,una lareira antigua sobre la cual esta colocada permanentemente la "parrumeira" (piedra) donde  se calienta con leña. Os aseguro que no es nada fácil mantener la piedra a una temperatura constante, esto se aprende con los años de experiencia y muchas horas delante de la lumbre.
Los ingredientes para elaborarlas son los mismos que utilizamos para hacerlas en la filloeira (esta entrada la pondré otro día), se pueden  hacer de agua,caldo,leche o sangre,aunque las mas usuales en mi zona son las de agua ó caldo.

Os dejo unas imagenes para que
comprendais como es su elaboración.
  


Ingredientes:

3 litros de agua o caldo
6 huevos caseros
250 gramos de harina de trigo
sal

Tocino o manteca de cerdo.


Preparación:
Batir los huevos con el agua. Añadimos la harina poco a poco hasta que esta nos quede bien mezclada.Retificamos de sal y ya tenemos el amoado hecho.Es aconsejable hacerlo unas horas antes de la elaboración de las filloas.

Se calienta la piedra.
Nos hará falta al menos una hora,esto dependerá del grosor y el tipo de fuego que le apliquemos a la piedra.Cuando esta este bien caliente empezaremos frotándola con el  tocino y a continuación con un cucharón verteremos el amoado.


Se dejan cocer unos minutos, hasta que la filloa se despega de la piedra y se levanta por los laterales.Es este el momento en el cual le daremos la vuela para que termine de cocerse.

Con la vuelta dada,terminando de cocerse,para poder sacarlas a la bandeja.Siempre y cuando no tengas a nadie que se la coma directamente.
Salen muy finas y crujientes, pero al momento que se enfrían se quedan blanditas. Aunque no lo parezca se necesitan muchas horas de paciencia y buen humor para realizarlas.Nunca consigues ver una montañita en la bandeja,cuantas mas haces menos tienes.

Aquí llevábamos al menos  dos horitas de trabajo. Pero fue un placer, espero repetir pronto, o  al menos tener el gusto de comerlas.

2 comentarios:

Ana dijo...

Buenas!
Qué pintaza!
Me encantan las filloas y la tradición de hacerlas en piedra.
De pequeña yo también robaba de la fuente pero mi infancia fue más de piso que de casa y no había lumbre, por lo que las hacíamos en sartén.
Ahora tengo la oportunidad de poder recuperar esa tradición pero no sé qué piedra es ni dónde podría conseguirla.
¿Me podrías dar información al respecto?
Yo vivo en Pontevedra y supongo que no tendré que ir muy lejos pero ni idea de dónde podría conseguir una.
Muchas gracias!!

Unknown dijo...

Si revuelves la harina con los huevos y la sal y luego añades el agua poco a poco evitaras grumos.